Como el Big Data está revolucionando el deporte

Emblemáticos clubes de fútbol del mundo han logrado rentabilizar sus inversiones en sus jugadores. ¿Cómo lo han hecho? Muy Simple, a través del uso de Big Data, una herramienta que permite analizar millones de datos obtenidos desde la cancha.


El uso del Big Data se ha vuelto cada vez más popular en industrias como las finanzas, la salud, el marketing, entre otros, sin embargo, uno de los campos donde, literalmente, la está rompiendo es en el deporte. Actualmente, se ha convertido en una herramienta popular en el fútbol europeo, ya que permite analizar un sinfín de movimientos a una velocidad que el cerebro humano no tiene ninguna capacidad de procesar.


En general, durante el transcurso de un partido de fútbol se capturan alrededor de 8 millones de datos de los jugadores y los movimientos de la pelota. Esta información que no se ve a simple vista, ya que el ojo humano solo es capaz de retener el 30% de lo que pasa durante el juego, es obtenida y almacenada para luego ser analizada y sacar diversas conclusiones que permiten a los clubes encontrar los jugadores que necesitan para triunfar.


Un buen ejemplo para mostrar de qué manera funciona el Big Data en el fútbol se puede apreciar en el caso de N’Golo Kanté. Durante años, fue mediocampista del SM Caen, un equipo poco conocido de la segunda división de Francia. Allí, Kanté con solo 24 años jugaba sin pena ni gloria, totalmente invisible para los técnicos y fanáticos del fútbol, más aún porque no superaba el 1,68 versus el 1,82 que es la altura promedio de los jugadores de fútbol en europa. Sin embargo, la historia dio un vuelco luego de que el Leicester Club de Inglaterra se percatara, al analizar los datos de miles de jugadores, que el pequeño volante tenía una impresionante combinación de velocidad, resistencia y anticipación. Esos datos fueron concluyentes ya que era una carta que no podían perder. Un tiempo después Kanté fue campeón del mundo con Francia y hoy es un ídolo dentro del fútbol internacional.



Pero el uso del Big Data no es algo nuevo en el deporte. La película Moneyball muestra cuánto importa el análisis y cruce de los datos a la hora de contratar un postulante para una empresa o formar un buen equipo de trabajo. En este film, basado en hechos reales, Brad Pitt encarna a Billy Beane, gerente general del equipo de béisbol los Oakland Athletics, quien al ver los penosos resultados en los últimos años, decide relanzar el equipo para la nueva temporada. Pero no es un relanzamiento tradicional. Beane rearma los Oakland Athletics a través de nuevas formas de evaluar a jugadores, utilizando el Big Data como su arma más poderosa. El objetivo: fichar a los jugadores precisos para tener una de las mejores temporadas de su historia. Sin ánimo de ser spoiler el objetivo se logra con creces.

Actualmente, muchos equipos a nivel mundial están utilizando el Big Data para armar su dream team. En Europa, uno de los pioneros en el uso de esta herramienta es el Arsenal, club de la Premier League del fútbol inglés. El equipo es tan fanático de esta metodología que tiene instaladas en su estadio cámaras que siguen en todo momento a sus jugadores logrando recabar cerca de 1,4 millones de datos por partido. Entonces nos podríamos preguntar, ¿qué es lo que más les importa analizar? Pues bien, lo que hacen es ver los momentos en los que los futbolistas no están en contacto con la pelota, que es la mayor parte del tiempo durante un partido; ven además cómo se desmarcan; cómo tratan de obstaculizar el juego del contrario; o cómo se posicionan cuando la pelota sale fuera del campo. Todo esto les permite predecir las conductas de su equipo. En la misma línea, el FC Barcelona, el equipo de Arturo Vidal, también implementó -de la mano de Telefónica- un sistema que le permite conocer más en detalle los patrones de juego de los equipos rivales y mejorar los movimientos de sus propios jugadores.



El último caso de repercusión mundial asociado al uso de Big Data en el deporte alcanzó notoriedad a inicios de este mes cuando el Liverpool se coronó campeón de la Champions League utilizando este tipo de técnicas. La pregunta ahora es: ¿cuándo más empresas empezarán a utilizar el Big Data para mejorar su proceso de reclutamiento y selección? Los resultados están a la vista.

134 vistas
imagotipo.png
Secciones
Contacto Comercial y Medios
Social

ventas@genomawork.com

comunicaciones@genomawork.com

Los Militares 5885, of 703.

Santiago, Chile

  • LinkedIn - Gris Círculo
  • Instagram - Gris Círculo

Hecho en 🇨🇱