top of page

Employer branding: Qué es y qué estrategias aplicar en tu empresa

Actualizado: 25 ene

El employer branding es una estrategia clave para promover una imagen positiva de las empresas. Conoce qué es marca empleadora, estrategias para ejecutarla, ejemplos y su impacto en la gestión de talento.


Employer-branding-significado-estrategias-rrhh

Tabla de contenidos



¿Por qué una persona querría trabajar en tu empresa? La pregunta es simple, piensa un momento.


Las respuestas que vengan a tu mente representan la base de lo que hoy es el employer branding de tu organización; esas acciones que hoy sirven para atraer y retener a los mejores talentos. Imagina a Google. 


Por años ha sido el “lugar soñado” en el que millones de personas de todo el mundo quisieran trabajar, ya sea por su innovador ambiente, sus beneficios o sus proyectos vanguardistas.


¿Qué es lo que hace tan atractivo a Google? Su imagen de marca acompañada de una narrativa única a su alrededor.  


Las empresas, como este gigante, han comprendido que no solo están ofreciendo una oportunidad laboral, ¡están invitando a vivir una experiencia! Y es aquí, donde el employer branding puede transformar una organización de un simple trabajo a uno codiciado por muchos. 


En este artículo, revisaremos qué significa employer branding y cómo aplicarlo para que tu empresa pueda atraer y retener profesionales de calidad. 


¿Qué es el employer branding?


El employer branding —en español, marca empleadora— es la forma en la que los empleados, candidatos potenciales y sociedad en general perciben una empresa como lugar para trabajar. En otras palabras, es la imagen que la organización proyecta y, a la vez, una estrategia fundamental en Recursos Humanos y reclutamiento para atraer y motivar al talento interno y externo.


En esencia, el employer branding debe responder a la pregunta: “¿Por qué alguien querría trabajar para esta empresa?”.


Por eso, yendo más allá del salario competitivo, en definitiva, se centra en todas las acciones y estrategias enfocadas en establecer una propuesta de valor atractiva


Lo anterior, con el objetivo de crear una identidad única que pueda influir en la percepción que tienen los trabajadores actuales, los posibles candidatos y el público en general.   


 Los orígenes del concepto de employer branding


El término “employer branding” fue acuñado en 1990 por el experto en marketing Simon Barrow. La inspiración surgió de su experiencia en gestión de marcas con Knorr y Colgate, donde se encontró con varios desafíos sobre lo que implica administrar equipos grandes. 


El concepto fue definido después por Barrow y Tim Ambler (investigador sénior Grand Metropolitan de la London Business School) en su artículo académico “The employer brand” de 1996. 


La definición original del concepto de employer branding es: 


“Paquete de beneficios funcionales, económicos y psicológicos que proporciona el empleo y que son identificados con la empresa empleadora”.


“El papel principal de la marca empleadora es proporcionar un marco coherente para que la gestión se simplifique y se centre en las prioridades, aumente la productividad y mejore la contratación, la retención y el compromiso”.


En simple, la marca empleadora es la manifestación pública de los principios que guían a la organización, su trato hacia sus miembros, y la autenticidad con la que refleja sus valores y compromisos.

aprende_como_crear_una_marca_empleadora_fuerte_descargando_nuestro_ebook

Importancia del employer branding en la actualidad

En un mercado laboral competitivo, ¿acaso el employer branding no es indispensable? 

¡Claro que lo es!


Tal es la importancia de una imagen positiva de una marca empleadora que:


  • Ayuda a retener el talento de calidad.

  • Fortalece la lealtad y el compromiso de los empleados, creando un ambiente de trabajo favorable.

  • Impulsa el crecimiento y la rentabilidad de la organización. 


¡Además repercute en la atracción de candidatos con mayor potencial!

Pero ten presente que si los buenos postulantes no conocen tu empresa —por muy estupendo que sea tu ambiente laboral y ofrezcas excelentes beneficios e incentivos— es posible que tampoco postulen.


Preocúpate de que te conozcan y de generar una imagen de marca positiva, porque según estudios 1 de cada 3 personas ha rechazado una oferta de trabajo tras leer una mala reseña online.


reseñas_de_una_o_dos_estrellas_para_empleadores_employer_branding

En resumen, la percepción de una empresa está estrechamente ligada a la reputación que tiene y de cómo “cuida” a sus propios empleados.



Beneficios del employer branding 


Un employer branding fuerte aporta beneficios como:


Potenciar el conocimiento de la marca y la confianza en ella.


  • Diferenciar a la empresa de sus competidores.

  • Atraer talento afín a la cultura corporativa de la empresa.

  • Retener a los buenos trabajadores.

  • Mejorar el compromiso y lealtad del talento interno.


Algunos de estos beneficios ya los habíamos mencionado. Pero ¡hay otro no menos importante! 


Una marca empleadora sólida no solo impacta en la imagen y reputación sino también en resultados financieros


Las empresas que no invierten en su marca empleadora pueden duplicar sus presupuestos de contratación con respecto a aquellas que sí lo hacen, de acuerdo a datos del sector de los RRHH. 


Ya hace unos años el propio LinkedIn —tras realizar una investigación en EE.UU.— concluyó que:


1. El costo de una mala reputación en una empresa con 10.000 empleados podría ascender a 7,6 millones de dólares en salarios adicionales. 


2. Casi la mitad de los profesionales descartaría totalmente aceptar un trabajo en una empresa que no muestre aspectos positivos de su employer branding, sin importar el aumento de sueldo que se les ofreciera. 


Por tanto, muéstrales a los posibles candidatos tus valores y principios, tu forma de trabajar, los beneficios que ofreces y cómo tratas a tus trabajadores. Permite que valoren si la cultura empresarial hace match con sus expectativas y sus creencias.


employer-branding-ventajas


¿Qué mueve a un candidato a querer trabajar contigo?


Bien, ahora que ya sabes qué es marca empleadora y sus beneficios, es momento de conocer qué es lo que hoy buscan los candidatos en una empresa


Si eres profesional de Recursos Humanos —llámese reclutador o jefe de selección— entiendes que hoy las personas no se conforman con palabras que relaten lo genial que es trabajar en una empresa… ¡Ellos quieren hechos!


8 factores que influyen en que un candidato quiera trabajar en una empresa


Aparte de la notoriedad de la marca se cuentan aspectos como:


  • Flexibilidad: trabajar cuándo, dónde y cómo sea más cómodo para el trabajador.


  • Ambiente laboral: sano y colaborativo entre jefes y compañeros.


  • Espacio físico: un lugar que cuente con los recursos necesarios para realizar el trabajo.


  • Valores de la empresa: alineados con los suyos y que se les permita contribuir a través de su trabajo. 


  • Oportunidades de desarrollo: posibilidades de perfeccionar sus habilidades o de adquirir otras que les permitan asumir nuevos desafíos dentro de la empresa. 


  • Seguridad laboral: eliminar o disminuir el riesgo de accidentes de trabajo.


  • Seguridad psicológica: ambientes con mayor confianza y bajos niveles de estrés. 


  • Lo que se dice de la empresa: una organización cuyos trabajadores anteriores y actuales hablen bien de ella.


employer_branding_candidatos_pide_referencias_de_trabajadores_para_postular_a_trabajo

Consejos para ajustar tu estrategia de marca empleadora


No todos los candidatos quieren lo mismo; pasa que no todos están “en la misma frecuencia”.


Esto depende de factores como la edad, el género, la situación económica, la formación, intereses y los principios de cada persona.


Por eso, podemos dividir a los candidatos en tres grandes grupos.


  1. Los postulantes más jóvenes buscan entornos de aprendizaje amigables y flexibles.

  2. Los que tienen familia persiguen el crecimiento profesional, la seguridad y por supuesto… conciliación laboral con la vida personal.

  3. Aquellos con mayor experiencia valoran el poder aportar, continuar su crecimiento y la opción de poder realizar varias funciones.


Entender que entre tus candidatos también existen “distintos tipos de públicos” es clave para diseñar una estrategia de marca empleadora, adaptar mensajes y beneficios de forma efectiva.


descarga_nuestro_ebook_y_aprende_a_construir_la_marca_empleadora_en_tu_organizacion

Cómo se construye la marca empleadora

Diseñar una estrategia de employer branding o marca empleadora es un trabajo que requiere tiempo, de una buena planificación y de la colaboración de las jefaturas (no solo del departamento de Recursos Humanos). 


Y es que la participación de los líderes es vital, pues son los primeros responsables de crear un buen ambiente.


Ten en cuenta que marca empleadora se construye todos los días y la recompensa es el valor y la influencia que gana la empresa.


Para hacer una buena estrategia de employer branding parte por preguntarte


  • ¿Qué imagen transmite hoy la marca a los trabajadores y candidatos?

  • ¿Cuántos colaboradores recomendarían la empresa como un gran lugar para trabajar? 

  • ¿Qué es lo que frena a los otros miembros?


9 estrategias de employer branding


A continuación, te compartimos algunos métodos y estrategias para mejorar el employer branding de tu organización: 


1. Conoce tu empresa 


¿Qué te hace diferente? ¿Por qué las personas querrían trabajar allí? ¿Qué es lo que los trabajadores valoran? ¿Por qué se quedan? ¿Por qué se van?


Haz una evaluación interna para conocer qué piensan los colaboradores sobre la empresa. 


También puedes revisar las reseñas sobre la compañía en Internet o portales de empleo.


2. Haz un análisis FODA


Identifica las fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas de la marca para tener una visión global y desarrollar la estrategia de employer branding teniendo todas las cartas sobre la mesa y abordando con perspectiva los asuntos de todas las áreas involucradas.


3. Crea una Propuesta de Valor del Empleado atractiva


La Propuesta de Valor del Empleado (PVE) son todos los beneficios y recompensas que una empresa otorga a los trabajadores por aportar su experiencia, capacidades y habilidades.


Su objetivo es incentivar a los miembros a comprometerse con la organización y a que se sientan orgullosos e inspirados de trabajar allí (seguros de salud, día libre en cumpleaños, actividades grupales para fortalecer la relación del equipo, bonos de productividad, salario adecuado, descuentos, etc).


Para ello…


Identifica las características y la esencia de tu empresa: el objetivo es descubrir aquello que la organización realiza, genera un impacto positivo en sus trabajadores y conecta con los candidatos.


Diferénciate de la competencia: investigar las necesidades del talento interno y externo te permitirá crear una PVE única. 


Integra la PVE en tus acciones:  asegúrate de que cada interacción refleja tu propuesta de valor (reconocimiento, incentivos, comunicación interna…). Debe ayudarte a reforzar la autenticidad de tu PVE y la conexión entre empresa y trabajadores. 


La PVE es el pilar sobre el que se erigen todas las acciones de la marca empleadora y debe comunicar las razones para que un candidato quiera trabajar en la empresa.

4. Usa redes sociales


Las redes sociales son una poderosa herramienta para transmitir la cultura y los valores de cualquier empresa. Es importante aprovechar plataformas como LinkedIn, Facebook e Instagram para promover una imagen positiva como empleador, mostrando el ambiente de trabajo, logros de los empleados y eventos de la empresa.


descarga_nuestro_ebook_construye_una_marca_empleadora_que_atraiga_y_retenga_los_mejores_talentos

5. Ajusta la estrategia de comunicación ante cambios en el entorno


Son diversos los elementos que pueden alterar la dinámica habitual de una empresa. Por ello, resulta crucial adaptar la comunicación y las modalidades de trabajo en concordancia con el contexto actual.


Este enfoque no solo debe limitarse al personal interno. También es importante desarrollar una estrategia de comunicación clara hacia el exterior incluyendo los procesos de reclutamiento y selección. 


Revisa la imagen:


estrategias_de_employer_branding


6. Convierte a tus colaboradores en embajadores de marca empleadora


No hay mejores embajadores de marca que los mismos empleados (incluso los que ya no están). Deja que ellos sean los que transmitan la cultura organizacional, que expliquen cómo es trabajar allí o qué beneficios obtienen.


Incentívalos a que cuenten su propia historia. 


Puedes crear imágenes o videos y compartirlos en redes sociales o en el sitio web para que los candidatos los vean.


Mira este buen ejemplo de Starbucks de su página de empleos.


ejemplo-embajadores-de-marca-empleadora

7. Genera confianza


En espacios donde los trabajadores pueden sentirse a gusto compartiendo sus opiniones, pensamientos o experiencias, se crea confianza y sentimiento de pertenencia


Por su parte, el líder debe dar el ejemplo y hacerles saber que también confía en su trabajo.


8. Tecnologiza tus procesos de postulación


El uso de dispositivos móviles para buscar empleo es ampliamente utilizado entre los candidatos de hoy. Glassdoor sostiene que para el 89% de los postulantes este es el método principal. 


Cuenta con una versión móvil atractiva de tu sitio web —y página de empleo— capaz de adaptarse a las pantallas pequeñas y que permita a los candidatos realizar postulaciones en pocos clics. 


El employer branding implica un cuidado en todo aspecto, incluso en tu proceso de postulación.