top of page

5 habilidades cognitivas básicas que deberías evaluar en tus candidatos

El análisis de habilidades cognitivas básicas permite distinguir el potencial de los candidatos de manera más precisa, ayudando a identificar a los perfiles que mejor se ajustan a un cargo. Pero por qué son relevantes en la selección y qué habilidades son estas.


Habilidades cognitivas básicas que evaluar en candidatos a ofertas de trabajos

¿Qué habilidades priorizas a la hora de seleccionar talentos? Tal vez tu respuesta sea “depende de la naturaleza del cargo”. Eso es lo correcto. Pero ¿cómo lo estás haciendo? A nivel mundial hay una tendencia que se está imponiendo:

☝️ El 70% de los directivos de empresas afirma que está incorporando otras formas de identificar habilidades en lugar de solo considerar la experiencia laboral.

¿Dirías que haces lo mismo?

Ese abultado porcentaje es parte de los resultados del informe global realizado por la consultora Deloitte “The skills-based organization: A new operating model for work and the workforce”, el mismo que sostiene que el 73% de los ejecutivos cree que durante los próximos 3 años continuarán experimentando escasez de talento.

En este complejo escenario resulta esencial enfocarse entonces en analizar las competencias del candidato, el potencial de desempeño y, por supuesto, sus habilidades cognitivas. Pero ¿cuáles son las habilidades cognitivas básicas que todo reclutador debe evaluar en la mayoría de sus candidatos?

Partamos por explicar este concepto.



Qué son las habilidades cognitivas


Las habilidades cognitivas corresponden a procesos del cerebro que permiten percibir, comprender y analizar información. Son fundamentales para la resolución de problemas, el pensamiento crítico, la toma de decisiones y la adquisición de nuevos conocimientos.


Al trabajar en conjunto se potencian, lo que permite ejecutar tareas complejas de manera más eficiente y eficaz. Por lo mismo, representan requisitos indispensables para los postulantes a empleos.


¿Y cuáles son esas habilidades cognitivas fundamentales que los reclutadores debieran analizar?



Tipos de habilidades cognitivas consideradas como básicas


En tanto avanza la tecnología y el mercado laboral se torna cada vez más automatizado, digital y dinámico, estas habilidades se vuelven aún más valiosas y demandadas por las empresas.


Y hay voces que concuerdan con ello. 👇


A medida que la Inteligencia Artificial empieza a hacerse cargo del trabajo repetitivo y rutinario, la naturaleza del trabajo que quedará será altamente cognitiva, creativa e intelectual”.
Jen Fisher, Jefa de bienestar de Deloitte, entrevista con el Foro Económico Mundial.

Las habilidades cognitivas se llaman así porque:

  • Se trata de habilidades indispensables para la mayoría de las industrias y niveles de cargos.

  • Permiten adaptarse continuamente a nuevas tareas y formas de trabajo.

  • Hablan del aprendizaje que puede tener una persona en un nuevo rol.

  • Son fundamentales para agregar valor más allá de lo que pueden hacer los softwares y sistemas automatizados.

Veamos a cuáles nos estamos refiriendo:


1. Razonamiento verbal


Corresponde a la habilidad del candidato para comprender y utilizar el lenguaje de manera efectiva. Pero va más allá de reconocer el vocabulario y los significados contextuales. Implica el modo en que se entiende, razona e interactúa con el lenguaje oral y escrito.


Revisemos algunos aspectos que abarca:


La comprensión de palabras, frases, párrafos y textos completos, incluyendo su significado explícito e implícito.


La capacidad de evaluar de forma crítica y analizar declaraciones y argumentos verbales, discerniendo la lógica de la información.


☝️ Por ejemplo, leer un texto, procesarlo para extraer información explícita e implícita, sacar conclusiones y emplearlas para evaluar las posibles consecuencias de un fenómeno.


Por lo tanto, en el entorno laboral, los trabajadores con fuertes habilidades de razonamiento verbal pueden ser especialmente eficaces en la resolución de problemas, la toma de decisiones y la comunicación.


2. Memoria


La memoria permite que el candidato almacene, organice y recupere eficazmente experiencias e información previamente aprendidas. Es una habilidad que se puede dividir en dos segmentos: memoria a corto plazo y memoria a largo plazo.

  • En particular la memoria a corto plazo tiene una capacidad limitada y posibilita, por ejemplo, retener de forma momentánea la información de un párrafo que se acaba de leer, para dar sentido al texto completo. Es relevante para roles que realizan tareas repetitivas y para las que es necesario retener cierta información en ese periodo que se están realizando.

  • La memoria a largo plazo tiene una capacidad y un tiempo de conservación de la información ilimitados, permitiendo realizar actividades como recordar experiencias pasadas y adquirir conocimientos de forma duradera.


3. Atención


“Prestar atención” equivale a una función cerebral de preparación que se manifiesta como un esfuerzo neurocognitivo que precede a la percepción, a la intención y a la acción (Estévez-González; García-Sánchez y Junqué, 1997).


Dicho esto, la atención es un proceso que se utiliza en diversas actividades diarias, lo que hace que sea esencial para una amplia gama de roles y responsabilidades de trabajo.


En esa línea, los talentos que poseen un mayor nivel de concentración suelen tener ventajas en términos de eficiencia, productividad y calidad en el desempeño de sus tareas. Son capaces de filtrar las distracciones, mantenerse enfocados en sus objetivos y continuar trabajando hacia ellos, incluso en entornos estresantes o desafiantes.


Ello implica que tienen la habilidad de enfocar su atención en una tarea concreta durante un período prolongado. Algo que ocurre incluso cuando realizan varias acciones al mismo tiempo o están en medio de distracciones, como pensamientos irrelevantes o estímulos ambientales.

Al reconocer y valorar esta habilidad en los candidatos, los reclutadores pueden ayudar a sus organizaciones a construir equipos de trabajo más eficientes y productivos.


4. Razonamiento lógico


Esta habilidad juega un papel crucial en distintas áreas esenciales para el ámbito laboral. Permite analizar información de manera crítica, comprender conceptos complejos y extrapolar información.


Una persona con alta habilidad de razonamiento lógico muestra mayor facilidad para resolver problemas de modo eficiente, tomar decisiones basadas en evidencia, adaptarse a situaciones cambiantes y anticipar posibles consecuencias.


Esta habilidad se utiliza en numerosos contextos laborales, desde el análisis de datos hasta la programación y la resolución de problemas complejos.


Como reclutador es importante evaluar e identificar hasta qué punto un candidato es capaz de comprender patrones, secuencias, conceptos, teorías e ideas abstractas.


5. Razonamiento numérico


Contrario a lo que algunos puedan creer, esta habilidad también es un requerimiento muy relevante. Porque sí, ¡no solo es importante para desempeñarse en campos como las ciencias matemáticas, las finanzas o la ingeniería!


Por ejemplo, este razonamiento igualmente es parte de la labor de un sociólogo, un periodista de investigación o un cientista político.


☝️ La diferencia está en la prominencia que este razonamiento puede tener dentro del desempeño de una actividad específica. Pero, indudablemente, es una función de enorme valor en el ámbito laboral.


En concreto, se trata de la habilidad para analizar, interpretar y resolver problemas numéricos de forma lógica y sencilla.


Como y porque medir rasgos cognitivos

¿Por qué es importante analizar las funciones cognitivas básicas y cómo influyen en el ámbito laboral?


Analizar las habilidades cognitivas básicas en el proceso de selección presenta una serie de ventajas relevantes para las empresas.

Por ejemplo, permite:

  • Identificar candidatos con mayor potencial para desempeñar con éxito su trabajo.

  • Mejorar la toma de decisiones del reclutador al proporcionar información objetiva.

  • Disminuir la rotación de talentos al facilitar la selección de los perfiles que mejor se ajusten a las necesidades del puesto y de la empresa en general.

Además, la influencia de estas habilidades es crucial para alcanzar un desempeño óptimo en el entorno laboral porque:


✅ La habilidad de procesar la información, evaluar múltiples opciones y seleccionar la mejor alternativa es fundamental para resolver problemas y tomar decisiones con eficiencia.


✅ En el entorno laboral, a menudo se viven situaciones de alta presión y estrés. Estas habilidades juegan un papel crucial en la capacidad de los trabajadores para gestionar y trabajar eficazmente bajo tales condiciones.


¡Y no lo olvides! Si necesitas evaluar las habilidades cognitivas de tus candidatos, en Genomawork podemos apoyarte con un método innovador que hará que tu proceso de evaluación sea eficiente y eficaz.


Temas relacionados



留言


Genomaletter, lo último en el mundo de reclutamiento y selección de personas directo a tu correo.

Suscríbete a nuestro newsletter y recibe las últimas tendencias en reclutamiento y selección todos los meses.

bottom of page