• Equipo Genomawork

Inteligencia Artificial para emparejar la cancha laboral

Los Recursos Humanos son básicamente una función impulsada por personas, el propio nombre lo dice. Por esto, hay quienes podrían pensar que la utilización de Inteligencia Artificial (IA) no es adecuada para esta área. Al fin y al cabo, cuesta creer que se pueda buscar, reclutar, contratar, formar, dirigir, asesorar y despedir a seres humanos únicamente con algoritmos. Sin embargo, los avances que se han ido generando en los últimos años en el campo de la IA, muestran que utilizar las herramientas asociadas a ésta como complemento del juicio experto humano no solo le permite a las profesionales de RRHH tomar mejores decisiones, si no que el no hacerlo puede suponer el seguir perpetuando sesgos y prejuicios que terminan dañando los objetivos de las organizaciones.



Las empresas y los equipos de RRHH pueden sacar gran provecho de las herramientas que provee la IA sin perder los matices, la calidez y empatía de una relación entre personas. Es más, es posible mediante la misma mejorar y progresar en ciertos aspectos que suelen estar teñidos por sesgos que terminan perjudicando una correcta y justa contratación.


Esto es algo que han entendido muy bien las firmas multinacionales como Unilever que, años atrás, comenzó la implementación de una novedosa iniciativa consistente en incorporar IA en sus procesos de contratación mediante la gamificación para atraer y retener talento.



Diversidad e inclusión con IA


En 2021, la importancia de contar con una fuerza laboral diversa e inclusiva parecería algo de sentido común. Diversos estudios han mostrado cómo las organizaciones que tienen equipos más diversos logran aumentar los niveles de productividad, lo que se traduce directamente en una mayor rentabilidad. Un artículo publicado en 2019 en la prestigiosa revista Barron's muestra varios ejemplos de empresas en las que una fuerza laboral diversa ha contribuido a mejorar los resultados de éstas.


En este sentido, en la búsqueda de un ambiente laboral que cumpla con esas características la Inteligencia Artificial ha surgido como una alternativa valiosa para conseguir esto. Según el informe The Littler Annual Employer Survey 2018 -elaborado por el reconocido estudio jurídico internacional Littler Mendelson P.C. con base en Estados Unidos y presencia en Latinoamérica y Europa- el 49 % de las empresas que utilizan Inteligencia Artificial lo hacen para mejorar los procesos de reclutamiento.


En esencia un software de IA bien diseñado y ejecutado no discrimina, a menos que haya sido programado para ello. En general, a estas herramientas no le importa el género, el origen social, la raza, la orientación sexual, o cualquier otro prejuicio que pueda influir consciente o inconscientemente en un proceso de contratación o en una decisión de RRHH.

Sin embargo, han existido reveses en esta materia. El gigante del comercio electrónico Amazon desechó un proyecto interno, que utilizaba IA para seleccionar candidatos, tras detectar que el software afectaba a las postulantes mujeres. Debido a que estos sistemas aprenden a tomar decisiones al observar datos históricos, pueden llegar a adoptar sesgos existentes. En este caso, ese sesgo era el entorno de trabajo dominado por los hombres del mundo tecnológico, por lo que el algoritmo penalizaba a los postulantes que habían asistido a colegios de mujeres, así como a cualquier currículum que tuviera la palabra “mujeres”.


Para evitar que ocurra lo anterior es muy importante que exista un monitoreo constante del funcionamiento de estas tecnologías para garantizar que no adopten estos prejuicios humanos. El algoritmo Genomawork -desarrollado por el equipo de Genomawork- es un algoritmo de Inteligencia Artificial que detecta los rasgos de personalidad y habilidades cognitivas que poseen los candidatos y los compara con los mejores talentos de la compañía. Este algoritmo es auditado para minimizar los sesgos en las decisiones de contratación, y hacerle visible al equipo de selección de las empresas los potenciales prejuicios que pueden estar cometiendo a la hora de contratar.


Genomawork tiene como objetivo emparejar la cancha laboral, dando la misma posibilidad a todos los candidatos de obtener un determinado puesto de trabajo. Lo que se busca es ser un complemento para potenciar los procesos de selección de las compañías, evitando así caer en prejuicios y sesgos que muchas veces resultan en una contratación deficiente y arbitraria.

641 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo