• Equipo Genomawork

¿Aún no consideras contratar talento neurodivergente? Conoce por qué deberías

Actualizado: 1 jul

Personas del espectro autista, con déficit atencional con hiperactividad, dislexia, entre otras condiciones muestran habilidades sobresalientes que, hasta el día de hoy, pocas empresas han notado. ¿Qué conoces tú del talento neurodivergente?


Contratar-talento-neurodivergente-inclusivo-neurodiversidad-persona-volando


Tabla de contenidos


- Colaboradores del espectro autista - Colaboradores con dislexia - Colaboradores con TDAH - Colaboradores con dispraxia


“No tener las habilidades para aportar a las conversaciones importantes tiene un impacto negativo en mi recorrido laboral”. Así lo explica Cristian, un joven de 26 años que tiene autismo.


A sus ojos, el mundo pareciera no estar creado para personas como él.


“Imagina que todos tienen un manual de instrucciones para funcionar en el mundo y tú no.

Los demás manejan códigos sociales que no logras entender, lo cual te lleva a sentirte solo e incomprendido”, agrega Magdalena, quien cuenta que después de varios años supo que su “cerebro era diferente al de la mayoría de las personas”.


Para quienes viven siendo neurodivergentes o neurodiversos —personas que tienen condiciones tales como déficit atencional con hiperactividad (TDAH), dislexia, dispraxia o que son parte del espectro autista (TEA)— encontrar trabajo es todo un desafío.


El motivo es simple: su comportamiento es distinto al que se espera de un colaborador común. Pero ¿qué expectativas se tiene sobre un colaborador? Pues que cuente con habilidades de comunicación, inteligencia emocional, capacidad para establecer contactos, de adaptación, trabajo en equipo y tanto más.


El gran problema de pretender que un talento cumpla con estos criterios es que se excluye a las personas neurodivergentes.


A eso hay que sumar que hay empresas que dan mucha importancia a encontrar al candidato ideal tomando como máxima la contratación por Fit Cultural (Ajuste Cultural), es decir, considerando la afinidad del potencial colaborador con la cultura corporativa.


El fit del candidato puede incluso llegar a la forma de hablar, de vestir y los pasatiempos en común con los demás miembros del equipo de trabajo.


No es que contratar por el fit con la cultura de la empresa esté mal, pero no debe ser el único paradigma porque, de lo contrario, se puede estar dejando escapar a talentos excepcionales.


Sí. Los candidatos neurodiversos puede que tengan comportamientos que para la mayoría parezcan excentricidades o “rarezas”, tales como su exceso de honestidad, la incapacidad para mirar a los ojos o no ocuparse (no en todos los casos) de su aspecto cuando están sumamente estresados. Sin embargo, tienden a tener habilidades superiores al promedio en ámbitos como el análisis, el procesamiento de la información y el reconocimiento de patrones.

¿Qué es la neurodiversidad?


La neurodiversidad —también conocida como neurodivergencia— es un sinónimo de biodiversidad neurológica y se refiere a las diferentes formas (variaciones naturales) en cómo funcionan los cerebros humanos.


¡Porque no todos pensamos, actuamos ni aprendemos del mismo modo!


Bajo esta lógica, podríamos decir que todos formamos parte de la neurodiversidad, ¿no te parece?


Esta afirmación es ratificada por la misma persona que acuñó el término neurodiversidad a finales de los 90: la socióloga y activista australiana Judy Singer. “Todas las personas somos neurodiversas”, dice en una entrevista.


Pero hace una salvedad: “Prefiero hablar de neurodivergencia. Prefiero hablar de neurominorías, aunque nadie haya escuchado hablar de esto”, dice la experta que rechaza la idea de considerar estas condiciones como trastornos o enfermedades.



“Al ser cerebros diferentes y no considerarse trastornos, desórdenes o enfermedades, no plantean la necesidad de curación, sino que se debe asumir que el objetivo es aceptarlas como parte de lo que se considera la normalidad. Y eso significa ofrecerles el apoyo necesario para que puedan participar plenamente como miembros de la comunidad”.

Javier Peris, de la Red TDAH España y fundador de NeurodiverSí




Los pros y los contras de los candidatos neurodivergentes


“El problema es que se construyen escuelas, medios de transporte, ciudades, etcétera, solo para un tipo de persona, cuyo cerebro es más frecuente, es decir, neurotípico”, reflexiona Magdalena.


Lamentablemente, con los procesos de selección de la gran mayoría de las empresas pasa lo mismo. Los reclutadores ponen énfasis en el contacto visual y la afinidad, así como también en el currículum y las entrevistas.


Para una persona con cerebro neurotípico esto no significa un gran problema, pero para aquellas con cerebros neurodivergentes sí. Es común que la mayoría de estos candidatos tengan poca o nula experiencia laboral y que, especialmente, las personas con autismo no se desempeñen bien en las entrevistas de trabajo.


Dado lo anterior, es habitual que no puedan mostrar el conjunto de habilidades que tienen para desempeñar un trabajo.


Pese a ello, cada vez hay más comprensión de los beneficios que aportan a las empresas en términos de productividad, calidad del trabajo, innovación y aumento del compromiso.

La razón de fondo es que piensan, perciben el mundo, procesan la información, expresan su interior y aprenden de un modo distinto al común.


Por lo tanto, son capaces de aportar nuevas perspectivas o soluciones a los problemas o desafíos.



personas-neurodivergentes-mas-productividad-caso-australia-ilustracion


Bajas tasas de empleo


“He leído recuerdos dolorosos de empleados que son rechazados, intimidados, explotados o mal pagados como resultado de ser neurodivergentes”, dice, en un artículo de Harvard Business Review, Ludmila N. Praslova, directora de Investigación y académica de programas de posgrado en Psicología Industrial-Organizacional en Vanguard University of Southern California.


La experta es autista y revela que, en algunos casos, son ellos mismos los que intentan ocultar su condición para evitar los estereotipos o la discriminación.


Pasa que las tasas de inserción laboral aún son bajas para la neurodivergencia.



bajas-tasas-de-empleo-talento-divergente-autismo-cifras

Estas cifras son solo sobre autismo y se repiten en varios países; mientras que en otros ni siquiera existen datos.


Lo paradójico es que el desempleo sea un problema tan poco visible y, no obstante, estemos rodeados de grandes ejemplos de talentos neurodivergentes.


El científico Albert Einstein era uno de ellos, lo mismo que Alan Turing, el padre de la computación moderna y precursor de la Inteligencia Artificial, y el creador de Disney, Walt Disney.


En el mundo contemporáneo van desde el Beatle, John Lennon; el fundador de Microsoft, Bill Gates; pasando por la cantante Susan Boyle; la modelo y actriz Cara Delevigne, los actores Will Smith y Daniel Radcliffe, hasta la activista medioambiental Greta Thunberg.

¡Y suman y siguen!


Y como en todo, habrá personas que necesiten más o menos apoyo, de ahí que para las empresas sea necesario también conocer más sobre sus características.

A continuación, te contamos sobre esto.

Ventajas que aporta la neurodiversidad a las empresas


No se trata solo de que sea moralmente correcto contratar talentos neurodivergentes, sino de lo fundamental que es que las empresas comprendan lo valioso que puede ser para conseguir sus objetivos.


En ese sentido, los especialistas concuerdan en que algunos rasgos destacados de estos candidatos son:

  • Gran perseverancia.

  • Fuerte capacidad de concentración.

  • Alta tolerancia a las tareas repetitivas.

Colaboradores del espectro autista


En el caso de los colaboradores con TEA o del espectro autista, estos presentan —además de su concentración por largos períodos y creatividad— habilidades sobresalientes como su atención a los detalles, lo que les permite realizar tareas con un alto nivel de calidad.


Las empresas del sector tecnológico ya están poniendo el foco en ellos.


No obstante, su pensamiento lógico suele jugarles malas pasadas ya que tienden a ser muy literales y a tener dificultades de comunicación, de interacción y de flexibilidad del pensamiento. ¿Has visto a “Shaun Murphy” en la serie The Good Doctor?



Numero-de-personas-en-el-mundo-con-autismo-talento-divergente-inclusivo-cifra


Otra característica de las personas con TEA es que les cuesta mentir, ellos son de comunicación directa. Si en una reunión el coordinador o jefe solicita opiniones sobre un proyecto, el colaborador con autismo será posiblemente el que le diga, con total transparencia, lo que opina… Lo bueno y lo malo.



Colaboradores con dislexia


Por su parte, las personas con dislexia —que presentan problemas para leer y escribir— poseen un mayor pensamiento analítico e innovador en comparación con otros individuos.


Para ellos, producir ideas originales les resulta más fácil, así como detectar patrones con rapidez o trabajar con conjuntos de datos complejos.


Y pese a sus dificultades, pueden llegar a tener excelentes habilidades verbales.



Colaboradores con TDAH


Las personas con déficit atencional con hiperactividad o TDAH —que presentan falta de atención, problemas de organización o impulsividad, entre otros— se muestran orientadas al emprendimiento y son muy enérgicas.


Cuando les agrada una tarea se activa su habilidad de hiperfocus, un nivel de concentración inusual que les lleva a trabajar con gran calidad.



Numero-de-personas-con-TDAH-en-el-mundo-talento-neurodivergente-neurodiversidad

Colaboradores con dispraxia


Las personas con dispraxia —que muestran problemas para ejecutar tareas o movimientos del cuerpo (habilidades motoras)— también son muy creativas porque “piensan fuera de la caja”, poseen enormes habilidades de pensamiento estratégico, resolución de problemas, además de una gran determinación y motivación.

Grandes empresas abren sus puertas a los colaboradores neurodivergentes


Solo el 27% de las pequeñas empresas y el 29% de las grandes creen tener el talento adecuado para realizar su transformación digital, según datos del Foro Económico Mundial.


Justamente un área en la que los profesionales que integran la neurodivergencia suelen destacar por sus habilidades.


Bien lo sabe la multinacional EY, dedicada a la consultoría y auditoría, que en 2016 comenzó a explorar al talento neurodivergente.

¿Qué hizo?

Estableció en Filadelfia el Centro de Excelencia en Neurodiversidad en el que un equipo de profesionales realiza “tareas repetitivas que consumen más tiempo para una serie de interacciones en varias áreas del negocio”.

Al igual que en Services Australia, los buenos resultados no tardaron en llegar y decidieron abrir un segundo centro en 2017, esta vez en Dallas.



“Las personas neurodiversas, a menudo, tienen inclinaciones tecnológicas y están orientadas a los detalles, con sólidas habilidades en análisis, matemáticas, reconocimiento de patrones y procesamiento de información, entre las habilidades que las empresas necesitan con mayor urgencia”.

Karyn Twaronite, vicepresidenta Global de Diversidad e Inclusión de EY.



En EY y en otras grandes empresas que también abordan este tipo de talentos tales como Microsoft, Dell o JP Morgan Chase, son conscientes de que hay escasez de talento en ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas (STEM) para realizar trabajos cruciales.

“La demanda de talento está aumentando y necesitábamos ser más creativos en cómo construimos diversidad cognitiva en nuestra fuerza laboral”, dicen desde el holding financiero JP Morgan Chase.

Genomawork, un compromiso con la contratación libre de sesgos

El mundo comienza a cambiar. Cada vez más compañías en todo el mundo se dan cuenta de que las personas neurodivergentes no son discapacitadas, sino que cuentan con capacidades distintas.

Sin embargo, todavía queda una gran tarea pendiente de inclusión en Latinoamérica y el mundo entero.

El secretario general de las Naciones Unidas, Antonio Gutierres, ha dicho que, si realmente no se quiere dejar a nadie atrás en el cumplimiento de la Agenda 2030, “debemos hacer efectivos los derechos de todas las personas con discapacidad, incluidas las personas con autismo, y garantizar su plena participación en la vida social, cultural y económica”.

En Genomawork somos conscientes de esta realidad que margina a las personas neurodivergentes y trabajamos para que tengan la oportunidad de mostrar su talento a potenciales empleadores. Por eso, nuestra misión es emparejar la cancha laboral para todos a través de una contratación objetiva y libre de sesgos. Por lo demás, está ampliamente documentado que la diversidad en los entornos laborales fomenta la productividad y la innovación.

¿Qué mejor que contar con grandes talentos que aporten a conseguir los objetivos de tu negocio? Si necesitas descubrirlos, cuenta con nosotros.


541 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo