• Equipo Genomawork

Career break: ¿Contratas candidatos con lagunas laborales?

Por transición profesional, hijos, salud… Los motivos por los que un candidato puede hacer una pausa en su carrera y tener lagunas laborales son muchos. ¿Cuánta importancia debe dar un reclutador al career break?



Tabla de contenidos




Los humanos somos un poco extraños. Nos ponemos presión extra a nosotros mismos y al resto, y a ratos nos cuesta abrirnos a ver la vida de una forma más placentera y saludable.


¡Cuántas personas estarán deseando tomarse un descanso profesional ahora mismo!


¿Tú también?


Existen un sinfín de motivos para hacer una pausa en tu carrera como reclutador o gerente de contratación.


El problema es que las lagunas laborales, a ojos de una buena porción de empleadores en el mundo, “manchan” el currículum.


¿Ves? Los humanos somos expertos en ponernos trabas. 🤦​


Pero ¿quién dice que todas las habilidades y conocimientos que las personas poseen se adquieren en el trabajo?


Definitivamente no es así.



El beneficio del descanso profesional, el caso de Eric


Tomar un descanso puede ser muy productivo y hasta necesario para impulsar una carrera profesional.


Ese es el caso de Eric.


Este joven de 25 años entró al mercado laboral a muy temprana edad, pero llegó a un momento en el que sintió que ya no podía rendir al máximo de sus capacidades.


Se desempeñaba como especialista en marketing en una empresa fabricante de cerveza en Boston, pero Eric estaba colapsando: “No podía desempeñarme en mi trabajo (…) ni siquiera podía enviar un correo electrónico sin tener un ataque de ansiedad”, confiesa.


Así que tomó la decisión de hacer un alto en su carrera (career break). Fueron 5 meses en los que se puso en manos de un terapeuta, mejoró sus habilidades de diseño gráfico y tomó un tiempo para divertirse.


Eric lo necesitaba.


Tras 5 meses de receso, el joven entró a trabajar a una compañía financiera con un nuevo rol: Gerente de Proyectos.


Eric cuenta que hacer un alto en su carrera le enseñó la importancia de descansar y de reiniciar. “He cambiado, he crecido, estoy sano”, comenta.

El career break no es motivo para dejar de aprender y mejorar

Hacer una pausa profesional no es tan extraño como le puede parecer a algunos.




Para cuidar de los hijos, de la salud y el bienestar (como hizo Eric), por duelo, por estudios, por emigrar a otro país, por la necesidad de desconectarse del ajetreado ritmo… sea el motivo que sea no es un tiempo perdido.


Las personas que toman un alto en sus carreras suelen mejorar sus habilidades o desarrollar otras nuevas, sostiene un estudio de LinkedIn a más de 23 mil personas con perfiles activos en la red profesional.


Más de la mitad (56%) confirma que durante la pausa laboral adquirieron nuevas habilidades o pulieron las existentes, tales como la comunicación, la elaboración de presupuestos y la resolución de problemas.


“De lo que algunos empleadores pueden no darse cuenta es de los diversos beneficios que puede traer una interrupción de la carrera: nuevas perspectivas, nuevas habilidades y una renovada sensación de energía”.
Jennifer Shappley, vicepresidente de Adquisición de Talento Global LinkedIn

Los reclutadores le dan una oportunidad al career break


Por suerte, la perspectiva de los gerentes de contratación y reclutadores comienza a cambiar.


Porque son más conscientes hoy de que tomarse un descanso del trabajo remunerado no tiene nada que ver con el rendimiento laboral, enfatiza Harvard Business Review en su artículo “A new way to explain the pause in your career”.


Un dato que se complementa con los de la encuesta de LinkedIn que incluye respuestas de 7.000 profesionales de RRHH y que arrojó que el 46% ve a los candidatos con interrupciones en sus carreras como “un grupo sin explotar”.


Romper la creencia negativa sobre este tipo de pausas conduce a los reclutadores a ampliar sus horizontes hacia estos postulantes, a cuya mayoría se le dificulta el retorno al trabajo.




Bajo este nuevo prisma, más de la mitad de los reclutadores —el 51% de acuerdo con el estudio de LinkedIn— considera que crecerían las opciones de entablar contacto con los postulantes que han hecho un descanso en sus carreras si estos les explicaran los motivos de la pausa.


Desde Genomawork, creemos que este es el camino. Descartar a un candidato solo por tener una “laguna” en su CV significa acotar las opciones de encontrar un excelente talento.

Lo primordial es conocer integralmente al candidato, no dejando de lado los aspectos verdaderamente importantes.



Persiste el estigma sobre las pausas profesionales


La otra cara de la moneda la componen los profesionales de RRHH que todavía dudan en buscar a este tipo de candidatos. ¡Pero no se les puede culpar! La convención social y el estigma que arrastran las pausas profesionales es muy fuerte.


Tanto así que el 60% de los encuestados por la red profesional cree que hacer una pausa profesional deja una huella difícil de borrar y que a la hora de buscar empleo es una severa traba.




El consejo de LinkedIn para los reclutadores:


“Amplíe su mentalidad y reconozca que el estigma que rodea a las interrupciones profesionales puede dificultar la búsqueda de candidatos”.



Cuando la pausa voluntaria se convierte en obligatoria


Hacer una pausa laboral puede llegar a ser muy positiva, pero el estigma sobre las lagunas que crean en el currículum lleva a que los candidatos intenten enmascararlo.


Mal que mal, a nadie le gusta que lo apunten con el dedo, ¿no? (a menos que sea para algo bueno).


Harvard Business Review considera que esto se convierte en una verdadera “ironía”, ya que mientras las personas intentan “maquillar” lo mejor posible sus pausas profesionales (por el motivo que sean), “se preparan sin darse cuenta para el rechazo de los programas de reinserción laboral que llevan a cabo algunas empresas”.


El motivo es simple: no son lo suficientemente obvios.


Pero hay algo más…


Una pausa profesional voluntaria puede transformarse en obligada cuando encontrar trabajo demora más de la cuenta.


Estar sin empleo por un largo tiempo crea un círculo vicioso: mientras más les cuesta a los candidatos encontrar trabajo, menos confían en sí mismos.


Por lo tanto, ojo con esto. Los métodos de atracción de talentos tradicionales —como publicar ofertas en portales de empleo— pueden no funcionar para las personas con una larga interrupción laboral.



Mujeres, las más afectadas por las pausas profesionales


Las mujeres son uno de los grupos que más afectados se ven con las lagunas en el CV.


“Parte de cómo se manifiesta este estigma es a través de la ‘penalización por maternidad’”, dice el periódico The Washington Post.


Claro, las madres suelen ser ignoradas para trabajar, reciben salarios más bajos y enfrentan prejuicios en su lugar de trabajo.


Y si muestran una larga pausa en su carrera profesional peor aún.




En el gráfico anterior se aprecia que las madres que han hecho una pausa voluntaria reciben menos llamadas de las empresas para ser parte de procesos de selección a diferencia de sus congéneres también con hijos y desempleadas.


Lo mismo ocurre al compararlas con los candidatos que son padres y que también han hecho un alto en sus carreras.


En ambos casos, las mujeres con hijos y pausa voluntaria salen en desventaja.




La experiencia que una madre puede extrapolar al trabajo


Hay que ir a la experiencia para darse cuenta de que las madres también siguen mejorando sus habilidades aun estando años fuera del mercado laboral.


Kristan hizo una pausa de 5 años y cuenta que en ese tiempo aprendió a liderar equipos, administrar presupuestos, planificar en forma estratégica y también a mejorar su inteligencia emocional.


“Todas las cosas que estaría haciendo en un puesto gerencial las estaba haciendo mientras manejaba a 3 personalidades muy diferentes, todas menores de 4 años”, dice Kristan, hoy ejecutiva de una organización sin fines de lucro dedicada a la defensa del cambio global en Estados Unidos.


Realmente, ser madre tiene un plus que las empresas deben comenzar a considerar. Mira el siguiente video:




El cuidado de terceros dota de habilidades a los candidatos


La experiencia de Kristan es clave para entender cómo los conocimientos y las habilidades que se aprenden fuera del trabajo pueden servir en el regreso al mercado laboral.


“Los padres y madres no siempre consideran las formas en que sus experiencias de cuidado pueden resultar relevantes en sus trabajos”, comenta —en entrevista con The Washington Post— Anna McKay, fundadora de Parents Pivot, una plataforma online que capacita a los padres que buscan empleo.


Ella sostiene, además, que “las personas que han hecho una pausa para asumir responsabilidades de cuidado realmente tienen la capacidad de ser ágiles para las empresas”.


Y aquí ya no hablamos solo de padres sino también de aquellos talentos que han hecho una pausa para cuidar a algún familiar enfermo o de sí mismos.


Kiersten, por ejemplo, debió hacer una pausa tras conocer que padece esclerosis múltiple, y de paso reconsiderar en qué condiciones desea volver al trabajo.


Mientras tanto, esta joven —que comparte su historia en LinkedIn— toma clases de chino mandarín, disfruta de sus pasatiempos y se pone “las pilas” para aprender en una escuela de DJs enfocada en el hip-hop/afrobeat.



LinkedIn normaliza el descanso profesional


En vista de esta realidad, LinkedIn incluyó una nueva funcionalidad: “añadir descanso profesional”.


Ahora todos los perfiles profesionales de la red pueden indicar cuando se tomen un break y el motivo. Duelo, cambio de profesión, metas profesionales, traslado, viaje, voluntariado, entre otras. En total son 13 razones.


“Como profesional de adquisición de talentos durante más de 20 años he entrevistado a cientos, tal vez incluso miles, de candidatos, y cada vez veo más personas que se toman los descansos que tanto necesitan de sus carreras”.
Jennifer Shappley, vicepresidente de Adquisición de Talento Global en LinkedIn

  • Esta nueva función permite no solo anunciar las pausas sino también describir aspectos más destacados del receso, que pueden ser relevantes para los objetivos profesionales.

  • Además, brinda mayor facilidad para que los reclutadores encuentren a estos potenciales candidatos al buscar por la palabra clave “descanso profesional” y seleccionarlos para sus programas de reinserción laboral.


“La nueva etiqueta ayuda a normalizar la idea de que las carreras no siempre son lineales y dará un enorme impulso a los esfuerzos de contratación de los empleadores que gestionan programas de reinserción o que se dirigen a profesionales que regresan de sus descansos”.
Harvard Business Review


Reflexiones finales sobre el career break

1. El descanso laboral puede aportar experiencias, conocimientos y habilidades tan válidas como las que un colaborador podría aprender en el lugar de trabajo.


2. En el mundo del reclutamiento y la selección es esencial ser consciente de que hay candidatos que intentan disimular las interrupciones en sus carreras. El llamado es aprender a reconocer esta situación para no dejar fuera de un proceso a un buen candidato.


3. Conocer, valorar y medir las habilidades de los candidatos es la forma más objetiva de seleccionar a un candidato para un puesto. Para eso sirven las evaluaciones basadas en juegos.


4. Es necesario eliminar el estigma y los sesgos asociados al career break. El riesgo de seguir manteniéndolos es perder un gran talento y seguir fomentando las brechas y discriminaciones.

Como dice Kristan: “Nunca disminuyas el valor de las lagunas en el currículum; la vida es a menudo la mejor maestra”.


158 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo