• Equipo Genomawork

Neurociencia + RRHH = conocimiento en práctica



Se ha hablado mucho de la neurociencia aplicada sobre todo al marketing con el fin de conocer el comportamiento del consumidor y sus reacciones ante distintos estímulos. Sin embargo, los avances de esta disciplina también son aplicables al departamento de Recursos Humanos, sobre todo en el proceso de selección de personas.



La neurociencia es el campo que se dedica al estudio del cerebro, mediante un enfoque multidisciplinario que abarca el análisis del sistema nervioso, así como de los procesos neurobiológicos y mentales. Esta disciplina busca unificar el entendimiento de la relación de la actividad cerebral con la conducta humana, permitiendo de esta manera un acercamiento a procesos mentales como: la personalidad, la conducta social y, por tanto, la conducta laboral y organizacional.


En otras palabras, la neurociencia es un estudio diverso que abarca, por nombrar algunas áreas, el estudio del desarrollo del cerebro, el aprendizaje y la memoria, los sentidos, el sueño y el estrés. Ahora bien, esta disciplina está cada vez más allá del ámbito académico científico y psicológico, permeando fuertemente en otras áreas tales como la empresa y los recursos humanos.


La ciencia de los recursos humanos


Entender el funcionamiento del cerebro y sus procesos mentales y emocionales es una gran herramienta para comprender a los candidatos que postulan a un determinado puesto de trabajo. Tener acceso a este tipo de información permite hacer comparaciones respaldadas científicamente entre el postulante y el perfil de candidato deseado o entre el postulante y los mejores talentos que la empresa ya posee.


De esta forma, la neurociencia aparece como una fuente de conocimientos empíricos para apoyar decididamente la función de recursos humanos. No es que hasta ahora no se trabajase con los aspectos psicológicos y sociológicos en la empresas, sin embargo, gracias a la neurociencia nos podemos acercar en mayor detalle a los recónditos mecanismos del funcionamiento del cerebro.


La clave, para una provechosa utilización de la neurociencia en RR.HH., está en reconocer cuáles de los hallazgos e ideas que esta disciplina propone son relevantes para atender las necesidades de la empresa. Por ejemplo, para la etapa de selección de personas, Genomawork ha desarrollado una serie de juegos basados en neurociencia para levantar información de los candidatos y realizar una evaluación más objetiva.


De esta forma, Genomawork mediante la utilización de este conjunto de herramientas de evaluación provenientes de la neurociencia y las ciencias del comportamiento puede recolectar información de miles de variables que apuntan a identificar rasgos cognitivos, de personalidad y emocionales de los candidatos. Algunos de estos elementos son la capacidad de planificación, memoria de trabajo, impulsividad, extroversión, identificación de emociones, postura frente al riesgo, entre otros.


Aún queda mucho por explorar y conocer acerca de las maravillas que pueden surgir de este cruce de disciplinas. Es por ello que son varias las compañías nacionales e internacionales con presencia en Chile que están empleando neurociencia en distintas áreas, sobre todo mediante la contratación de empresas especializadas. En este sentido, Genomawork es pionero en el área de selección de personas en la incorporación de neurociencia, haciendo eficiente la toma de decisiones y disminuyendo el riesgo de incompatibilidad con el cargo así como un bajo desempeño laboral.



215 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo