top of page

Cómo se evalúa el fit cultural: claves y recomendaciones

Actualizado: 6 jun 2023

Antes de contratar a alguien, es fundamental asegurarnos de que la persona encaja con los valores y la cultura de la empresa. Es decir, que tenga un buen fit cultural. Pero ¿cómo evaluamos este ajuste en un candidato?



Supongamos que eres un reclutador en un bufete de abogados.


Tu despacho jurídico se ha ganado una reputación envidiable por ofrecer servicios legales de primer nivel, una atención cercana y por contar con un equipo profesional humano y comprometido con sus clientes.


Por eso, cada día, llegan personas buscando esa experiencia legal de confianza, respaldada por un profundo conocimiento jurídico.


Pero ahora te encuentras ante un desafío: contratar a un abogado especializado en propiedad intelectual.


Sabes que encontrar a alguien con sólidos conocimientos legales no es suficiente.


Así que buscas a un talento que se integre perfectamente en la cultura distintiva de este bufete: alguien apasionado por la justicia, con habilidades de comunicación excepcionales y un compromiso inquebrantable con la excelencia legal y el éxito de los clientes.


¿Lo ves?


En el ejemplo, esa descripción de perfil lleva implícito el sello de una cultura organizacional.

Una vez que comiences el proceso de selección, tener una cultura definida te daría una base sólida en la que apoyar la evaluación del ajuste del candidato con los valores de tu empresa.

En un anterior artículo definimos fit cultural, pero nunca está de más recordar.




¿Por qué evaluar el fit cultural es importante?


La relevancia de evaluar el fit cultural no puede subestimarse cuando se trata del éxito de una empresa.


No es una exageración.


Y es que la cultura organizacional la constituyen valores, creencias y comportamientos fundamentales que definen la manera en que se llevan a cabo actividades dentro de una empresa (incluyendo el trato a los trabajadores, proveedores) y cómo se proyecta al exterior (clientes, comunidades, público general).



Todo esto es lo que hace que evaluar el fit cultural sea importante.


Es más, de acuerdo a investigaciones sobre la adecuación al trabajo, cuando las personas se alinean con los valores y objetivos de la compañía, se crea una base segura para una mayor colaboración, retención de talento y, en última instancia, un aumento en la productividad.


Por el contrario, cuando el fit es deficiente, pueden surgir conflictos y problemas de motivación, que conduzcan a períodos de baja moral y menor rendimiento.



Identificando el fit cultural en el proceso de selección


Antes de continuar, no nos malentiendas.


Contratar personas teniendo en cuenta el fit cultural no es seleccionar profesionales idénticos o con los que “hiciste clic”.


El enfoque del ajuste cultural está en encontrar individuos que, a pesar de ser diferentes, puedan compartir y alinearse con los principios de la empresa.



Ahora, veamos cuáles son los pasos clave para evaluar el fit cultural.


Pasos para evaluar el ajuste del candidato con la cultura corporativa


Tras haber definido la cultura corporativa —momento para establecer los valores, principios y normas—, los siguientes pasos son:

  1. Identificar qué habilidades y conocimientos se necesitan para un puesto específico y establecer cómo se ajustan a la cultura de la empresa.

  2. Utilizar herramientas que nutran de forma inicial tu evaluación del ajuste del candidato, tales como: Test de personalidad: para conocer características y valores del postulante. Referencias laborales: solicitar referencias a antiguos jefes o compañeros del candidato puede ayudar a conocer su estilo laboral. Simulaciones de trabajo: invitar al postulante a realizar pruebas o a resolver situaciones complejas asociadas a la vacante dará luces de su forma de actuar.

  3. Establecer una metodología de entrevista que permita evaluar el ajuste cultural del candidato.

  4. Compartir la cultura de la empresa con el candidato para que tenga una idea de lo que se espera de la persona que será contratada.


Estrategias para medir la compatibilidad durante el proceso de selección


Cierto.


No basta solo con evaluar a los candidatos potenciales en torno a sus habilidades técnicas y la experiencia.


Y si nos ceñimos a los pasos para medir la compatibilidad de un candidato con la empresa a la que postula, el Test de Fit Cultural se transforma en una herramienta fundamental.



¿Qué es el Test de Fit Cultural?


A grandes rasgos, este test permite ir más allá de las habilidades técnicas, adentrándose en evaluar aspectos como valores, ética de trabajo y la forma de relacionarse con otros.


En esa línea, Genomawork desarrolló una evaluación de cultura organizacional.


Su objetivo es medir el ajuste de un candidato con la empresa, basándose en el modelo más utilizado y respaldado por la psicología organizacional, asegurando la calidad de los resultados obtenidos.

¿Qué consigue el evaluador con el test de Genomawork?



Con la evaluación de cultura organizacional de Genomawork, los reclutadores miden dimensiones específicas que les permitirán entender el grado de ajuste de los postulantes a determinados entornos corporativos (equipos de trabajo y empresa).

¿El candidato ve sus resultados?


Sí. Al finalizar la prueba, el candidato recibe un feedback que le permitirá conocerse mejor.

Experiencia gamificada

Como es la naturaleza de Genomawork, este test está diseñado con elementos propios de la gamificación que ayudan a potenciar la experiencia de las personas que lo juegan y a mejorar la marca empleadora.

Si quieres conocer más detalles, escríbenos a contacto@genomawork.com



Preguntas para evaluar el ajuste cultural en la entrevista


Si ya indagas en el calce cultural de tus candidatos con la empresa, ¡vas por muy buen camino!


Pero si recién estás empezando a considerar este tema en la organización, aquí te compartimos 7 preguntas que puedes realizar en tus próximas entrevistas a los postulantes.

  1. ¿Cómo describirías tu estilo de trabajo?

  2. ¿Por qué te gustaría trabajar con nosotros?

  3. ¿Qué tipo de ambiente te motiva a trabajar con más eficiencia?

  4. ¿Qué es lo que más aprecias de un lugar de trabajo?

  5. ¿Cómo crees que puedes contribuir a la cultura de la empresa y qué te gustaría lograr mientras trabajes aquí?

  6. ¿Cómo te gusta recibir feedback y cómo reaccionas ante críticas constructivas?

  7. ¿Qué esperas de las personas que tienen un rol de liderazgo y cómo te adaptas a diferentes estilos de liderazgo?

Para que las respuestas sean útiles en el proceso de evaluación, se recomienda crear una escala que permita valorar las respuestas en función de qué tan alineado está el candidato con la cultura de la empresa.

CONSEJO:

🫵  Antes de la entrevista 🡪 Define los valores y cultura, y establece criterios de evaluación (basándote en tus principios organizacionales).

✍️ Después de la entrevista 🡪 Analiza la adaptabilidad del candidato y su contribución.




Errores comunes en la medición del fit cultural


La evaluación del match cultural no está exenta de errores, y fíjate en cuáles son los motivos más comunes:

  • No tener claridad sobre los valores y principios de la empresa.

  • Confiar demasiado en la intuición personal para evaluar el ajuste cultural.

  • Centrarse solo en la experiencia laboral previa del candidato y/o currículum.

  • No utilizar una variedad suficiente de herramientas de evaluación para obtener una imagen completa del fit.

  • Tener gerentes de contratación y reclutadores desalineados o en desacuerdo en cuanto a qué rasgos son relevantes para medir la adecuación del candidato.

“Existe una correlación comprobada entre la cultura de una empresa y su éxito financiero, y las personas son los impulsores de ambos”.
Forbes

A lo largo de este artículo, hemos visto a qué acantilados conducen estos errores, pero es que además pueden conducir a crear equipos homogéneos, faltos de diversidad.


Y sí, ten en cuenta que un equipo con talentos distintos promueve la innovación, la creatividad y el rendimiento en el equipo de trabajo.


¡No lo decimos nosotros!


Lo dice la experiencia internacional.


Un estudio a nivel mundial de McKinsey & Company concluía en 2015 que las empresas públicas en el cuartil superior en diversidad étnica y racial tenían un 35% más de opciones de conseguir mayores rendimientos financieros que la media de su industria.


Y a lo largo de los años, investigaciones han validado otro beneficio de la diversidad en el trabajo: los equipos heterogéneos son más inteligentes.


“Trabajar con personas que son diferentes a ti puede desafiar tu cerebro a superar formas obsoletas de pensar y mejorar el desempeño”.
Harvard Business Review


Ten cuidado con los sesgos y la afinidad personal


Uno de los cuestionamientos a la contratación por fit cultural es que puede convertirse en un foco de sesgos y discriminación. Pero ¿es realmente un problema propio de este método?


Por supuesto que no.


Cuando se evalúa el ajuste de los candidatos es necesario evitar las “sensaciones” y la “intuición”.


Pero ¿sabes qué pasa?


Todavía hay reclutadores, profesionales de Recursos Humanos, gerentes de contratación y líderes de empresa que confunden el ajuste cultural con la afinidad personal.


Y sí, ¡este es otro error común!


Tenlo claro:


El fit no es encontrar trabajadores con intereses, características o rasgos similares de personalidad.




El fit es encontrar a personas que compartan los valores de tu empresa y tengan las experiencias y habilidades necesarias.


Consejos finales para una evaluación exitosa del fit cultural


Los reclutadores desempeñan un papel estratégico al asegurarse de seleccionar talentos que se alineen verdaderamente con la cultura de la organización.


Pero para que esta acción dé buenos frutos considera este consejo final: antes del proceso es importante crear en el equipo de reclutamiento y selección una “disciplina de búsqueda”.


¿Qué significa esto?


Acordar desde el principio qué competencias se buscarán en los candidatos y asegurarse de que se tienen en cuenta al evaluar el fit cultural. Eso, en vez de “valorar al ojo” si el profesional es el indicado para ocupar el puesto o si tiene una buena afinidad con la cultura empresarial.


¿Algo más?


Sí.


Ten una comunicación abierta y transparente con los colaboradores potenciales para conocer su adaptabilidad y las habilidades que poseen.


Ahora sí estás listo para evaluar el fit cultural y tomar decisiones de contratación acertadas.


Si quieres conocer más detalles de nuestro test de ajuste cultural, escríbenos a contacto@genomawork.com



Si te gusto este blog tal vez pueda interesarte nuestro eBook 👇






Comments


Genomaletter, lo último en el mundo de reclutamiento y selección de personas directo a tu correo.

Suscríbete a nuestro newsletter y recibe las últimas tendencias en reclutamiento y selección todos los meses.